Multiple personality disorder

Sunday, May 14, 2017









Esto de las redes nos tiene un poco mal presentados.  Mostramos el lado pintoresco de nosotros como si lleváramos vidas idílicas, fotogénicas, comiquísimas, inspiradas, nacionalistas (estos cabrean btw).

Todo eso es tema viejo,  pero también he visto que abrimos varias cuentas.  Amo usar el "nosotros" y así me acuso en banda de lo que hago para sentir menos culpa. Pero en serio, me he separado en varias versiones de mí misma y me molesta.  Me siento como una tajada, solo un pedazo del original y con la falta de información que las otras tajadas completan.

Mi versión más real es la palabri-sucia aquí sentada sin redes sociales que me despierto con el panti metido en la nalga e iguales ganas de orinar, de tomar café y de besar a mis hijos pero con los dedos cruzados por que hayan desayunado y no necesiten nada de mí en la amanecida para ir a la escuela.  Una sin vergüenza de la siesta, que si me escapo a una, me pongo pijama a las dos de la tarde y cierro cortinas porque esto es sagrado.  La que hace buco ejercico, toma batido de proteína y de premio come pan de pasitas con mantequilla porque es el antojo más debilitante que tengo. 

En virtual, soy “camad."  Cuenta que debió ser "kmad" porque fue la primera cuenta de hotmail que tuve viviendo en Florencia a los 18 años pero estaba "taken" en IG y tuve que ajustar (porfa me avisan cuándo es que las mujeres comenzamos ocultar nuestra edad).  Esa cuenta está casi que secuestrada por Mila porque es un cague de risa y no lo puedo evitar.  Es mi versión en recreo donde también comparto frases plagiadas que me dan risa o que me inspiran. También, soy del Carmen, la que trata de ser diseñadora, pero termino más estilista y a veces solo observadora -todo al rededor del vestirse con personalidad.  Por último, soy Seda POP, esta aquí que bate palabras buscándole sentido a las cosas y que me bulean durísimo con el apodo "Seda." Su definición: dícese de vil portadora de la última moda, rara, cara y de marca.  Ejemplo: "se imaginan a Seda escalando esa montaña con sus botas Prada y su maleta de rueditas" (hay que tener mucha seguridad para merecerse las amigas que tengo). También, usan el nombre del blog como pronombre tipo: "eso esta bien Seda POP!" casi siempre para describir una moda inusual así que la pega.  

Ahora que lo pienso, qué suerte que no soy foodie y de eso no tengo cuenta.  Me gusta comer rico pero me da igual dónde estoy. No me acuerdo el nombre de los restaurantes ni si he estado ahi antes por más cordon blu o estrellas de Michelin que tengan.  La comida más memorable que he tenido fueron unos tacos de carretilla callejera en Cancún a las 4 de la mañana cuando ya nada bueno está pasando en la calle. O sea, justo cuando todo se pone interesante y de la nada quedas topless con tus amigas en un mar histérico que le quitó el "french je ne sais qoui" al intento porque solo te preguntas si alguna sabrá CPR.  ¿Ven que no soy foodie? No puedo ni mantener el hilo de la conversación.

El resultado es una abstracción de Yo y por eso quedo con que tenemos que hacer un "disclaimer" como los autores que cambian los nombres de los implicados para ocultar su identidad. Va así: las imágenes e ideas aquí presentadas son un fragmento de mi visión de la vida en este momento y no me hago responsable por la parcialidad en ellas presentada.

















No comments :

Post a Comment