The Blues

Monday, May 22, 2017








Vieron que andaba de lo más feliz?  Pues ya no tanto.  Ahora, me estoy forzando a estar igual de fascinada con mi angustia de lo que estuve con mi felicidad.  En el high de la felicidad aprendí que soy imperfecta, que me vale, que me puedo dar mis permisos, que puedo ponerme de primera.

Con este down, creo que lo que tengo es como ganas de estar en slow motion así como cuando el horóscopo te dice que no tomes ninguna decisión.  Solo que no es que va a pasar algo horroroso, nada más tengo ganas de no hacer nada.  Nota aparte: Siempre he querido saber qué nos pasaría o si ha pasado que no le hacemos caso al horóscopo.  Cagada así fuck up por no hacerle caso o no estar al tanto, mejor dicho? 

Pero vean cómo ataca la culpa, y todo lo que aprendí contenta como que me quiere castigar ahora pues.  Qué tal que no me da la gana y no voy a hacer nada.  Por qué todo requiere como acción, desiciones o cambios de parecer?  Y estos tres casi siempre involucran darse palo.  Qué pereza!    

De algo estoy segurísima: soy imperfecta, me vale, me puedo dar permisos y ponerme de primera no importa de cuál humor esté.  





       

Terapia alternativa

Saturday, May 20, 2017

Decompression mode..




Nada más terapéutico que escuchar música a todo volumen en el carro con las ventanas abajo y blasting reggae.. *le digo reggae al reggeatón porque son panameña y no le he querido ceder el género a Puerto Rico.

Las más "feelin" en estos días..

Cali y El Dandee

Me Rehúso

Súbeme la Radio

Otra Vez










Multiple personality disorder

Sunday, May 14, 2017









Esto de las redes nos tiene un poco mal presentados.  Mostramos el lado pintoresco de nosotros como si lleváramos vidas idílicas, fotogénicas, comiquísimas, inspiradas, nacionalistas (estos cabrean btw).

Todo eso es tema viejo,  pero también he visto que abrimos varias cuentas.  Amo usar el "nosotros" y así me acuso en banda de lo que hago para sentir menos culpa. Pero en serio, me he separado en varias versiones de mí misma y me molesta.  Me siento como una tajada, solo un pedazo del original y con la falta de información que las otras tajadas completan.

Mi versión más real es la palabri-sucia aquí sentada sin redes sociales que me despierto con el panti metido en la nalga e iguales ganas de orinar, de tomar café y de besar a mis hijos pero con los dedos cruzados por que hayan desayunado y no necesiten nada de mí en la amanecida para ir a la escuela.  Una sin vergüenza de la siesta, que si me escapo a una, me pongo pijama a las dos de la tarde y cierro cortinas porque esto es sagrado.  La que hace buco ejercico, toma batido de proteína y de premio come pan de pasitas con mantequilla porque es el antojo más debilitante que tengo. 

En virtual, soy “camad."  Cuenta que debió ser "kmad" porque fue la primera cuenta de hotmail que tuve viviendo en Florencia a los 18 años pero estaba "taken" en IG y tuve que ajustar (porfa me avisan cuándo es que las mujeres comenzamos ocultar nuestra edad).  Esa cuenta está casi que secuestrada por Mila porque es un cague de risa y no lo puedo evitar.  Es mi versión en recreo donde también comparto frases plagiadas que me dan risa o que me inspiran. También, soy del Carmen, la que trata de ser diseñadora, pero termino más estilista y a veces solo observadora -todo al rededor del vestirse con personalidad.  Por último, soy Seda POP, esta aquí que bate palabras buscándole sentido a las cosas y que me bulean durísimo con el apodo "Seda." Su definición: dícese de vil portadora de la última moda, rara, cara y de marca.  Ejemplo: "se imaginan a Seda escalando esa montaña con sus botas Prada y su maleta de rueditas" (hay que tener mucha seguridad para merecerse las amigas que tengo). También, usan el nombre del blog como pronombre tipo: "eso esta bien Seda POP!" casi siempre para describir una moda inusual así que la pega.  

Ahora que lo pienso, qué suerte que no soy foodie y de eso no tengo cuenta.  Me gusta comer rico pero me da igual dónde estoy. No me acuerdo el nombre de los restaurantes ni si he estado ahi antes por más cordon blu o estrellas de Michelin que tengan.  La comida más memorable que he tenido fueron unos tacos de carretilla callejera en Cancún a las 4 de la mañana cuando ya nada bueno está pasando en la calle. O sea, justo cuando todo se pone interesante y de la nada quedas topless con tus amigas en un mar histérico que le quitó el "french je ne sais qoui" al intento porque solo te preguntas si alguna sabrá CPR.  ¿Ven que no soy foodie? No puedo ni mantener el hilo de la conversación.

El resultado es una abstracción de Yo y por eso quedo con que tenemos que hacer un "disclaimer" como los autores que cambian los nombres de los implicados para ocultar su identidad. Va así: las imágenes e ideas aquí presentadas son un fragmento de mi visión de la vida en este momento y no me hago responsable por la parcialidad en ellas presentada.

















Drinking and writing..

Tuesday, May 9, 2017





So, I have this friend...  And she has spent the last six years and a ton of money in therapy just to go and figure out all this childhood triggers and withstand Freudian regressions.  But, in all honesty, I think she just wants to get permission.  Permission to feel bad, good, to go places, be herself and unfriend people in real life and social media.  

I have tried to do my part.  I have sat down with her cause we all have one of these friends.  Don´t we? This person we have to convince of basic stuff: like her worth, cause she is AH MAZING and I hate that she forgets it sometimes.  I mean, don´t we all have bad days and good days, spend too much money on shoes; all pseudo-relatable kind of shit that make us the mixed up human we try to mask from the world?  But, you know, there´s so much I can do.

Well, back to my friend.  Lately, she´s been in a suspiciously-good mood and letting loose like I´ve never seen her before.  I want to know what happened.  Is she taking something? Is she doing someone?  Is there any other cure that I am not thinking about right now?  I take her out to lunch and sit down with her and a bottle of wine because it´s Tuesday and we have to work, wax and mom later and I must know this by Friday cause I have plans.

I make small talk for a drink and a half and then I ask her.  Straight up -what is up with you gal? She tells me she doesn´t know.  I roll my eyes and try to get it out of her with my very knowing-stare as if giving her the opportunity to confess something I already know. But, zero, nada, nothing.  

Is she being secretive and is this a lousy ending?  Sorry, but I am drunk and I don´t have anything for you except a cigar is sometimes just a cigar. 

To be continued... I hope.







 

Hablemos de Nalgas...

Wednesday, May 3, 2017






Es que ya es hora.  Suficiente con el diálogo con el espejo, el pantalón que no nos convence, el bikini que no se queda en su lugar.  Miren que le hemos preguntado a objetos inanimados sobre nuestra situación.  Se dieron cuenta?  Para comenzar, pregúntenle a un hombre.  O no mejor, ni siquiera le pregunten; capten la movida.  

Va así: En modo casual hay un grupo de hombres, mujeres, niños, gato, perro, perico.. qué importa... Entonces, pasa una mujer con nalgas.  Y qué es lo que pasa en ese preciso momento? No tengo que decirlo verdad? El que no se voltea es porque tiene a alguien enfrente que le va a meter un cafá.  Y si ese es el caso, verás que se le asoman dos gotas de sudor por la frente porque el no está escuchando la conversación que llevaba entablada.  Él, ahora está usando todos los músculos de su cuerpo para que su cuello no gire en contra de su voluntad.  Si su instinto de supervivencia es fuerte y lo logra o si la mujer que tiene enfrente es ingenua o desinteresada y no se da cuenta de que igual se voltió, el tipo va belleza.  

Pero qué nos queda de lección chicas?  Mientras nosotras queremos ser una imagen de photoshop o una versión de nalga verdaderamente privilegiada (existen, yo sé, no estoy ciega) estos manes felices con lo que tu traes. Somos distintas,  en todos los sentidos, así que no nos objetivemos a nosotras mismas hablando con cosas sobre nuestros atributos o haciéndole caso a cualquiera de las Kardashians porque hasta la guapa cayó.

Ya basta con el tema, amen su backside y gocen de la herencia de la mujer latina que tiene nalgas y nos envidian por eso.  












Viene con el territorio...

Friday, March 31, 2017







Vamos a leernos con honestidad porque noto que tenemos confundido el orgullo con la seguridad.  Yo creo que soy orgullosa.  Pero dicho así con una larga-triple "o" de manera hiperbólica y seguida por un guiño.  ¡Orgullooosa!  El tono y guiño le bajan la intensidad a la acusación como cuando el humor es escondite de una verdad peligrosa.

Hay una línea muy delgada entre seguridad y orgullo.  Si esa linea fuera literal, pintada de rojo sobre asfalto habrían cientos de pisadas marcadas en blanco-tiza polvoroso, haciendo un recorrido de canto a canto.  El recorrido iría desde el eje de la seguridad absoluta hasta el orgullo absoluto.  Pero en las pisadas mias propias, confieso que el orgullo extremo es lo mío.  Se disfraza de seguridad absoluta, pero qué va.  No puedo mentir: estoy embarrada de tiza en una silla reclinable en el eje del orgullo.  Ayer me preguntaron, oye pero tu fuiste la única que se puso sombrero para esa boda?  Mi orgullo miope no me dejó ver esa estadística, yo en realidad pensé que me sentía segura del plan y listo.  A cada rato me llegan estos comentarios, que me sacan de base porque a lo que veía como seguridad le veo los tintes de orgullo. 

De verdad quisiera que las pisadas fueran mas densas en el medio del espectro seguridad-orgullo, pero les admito que me es útil a veces andar con orgullo extremo.  Ese que dice "vas belleza, estas clarita, tu dale."  

Me encanta el tema del atreverse a ser uno mismo y cuando aprendo de gente que es auténtica y se muestra como es, sin preocupaciones de las opiniones de los demás, veo también un aire de descuido que nace de la franqueza.  En la honestidad hay verdades incómodas, fuera del orden de las expectativas sociales, muchas veces hasta invasivas a paladares sensibles.  Entonces, mostrarse en versión auténtica, trae estas consecuencias que vienen con el territorio.

Donde yo veo que la técnica falla, es cuando nos tenemos que mirar al espejo y admitir que nos equivocamos.  Ouch.  Vaya enredo.  Porque si me es útil ser orgullosa porque me da valentía: será que tener que admitir errores me congela y me llena de miedos?  

Dice mi abuela que la gente que da esta respuesta es la más inteligente que ella conoce y ahora me toca usarla por que es así.  Mi respuesta es que: NO SÉ.  Ya, lo dije y qué delicia no saber! Y no es delicioso porque me exima de responsabilidad, sino porque llego a los límites de mi entendimiento y los acepto, los confieso y me da material para más tarde.

Y tu, de qué vas?










  

 

Para Daniel: Lo que sí sé...

Friday, March 3, 2017






Hola primogénito!

Daniel,

No me olvidé de ti.. Tampoco te escribo esto porque le escribí a Mila y a ti no -no tengo ganas de igualar o democratizar mis cartas porque todo sale muy forzado así.  En verdad, me he preguntado porqué me resultó primero o más fácil hacerle una carta a Mila y por ello, heme aquí. Porfa, discúlpame si te molesta alguna de mis respuestas, pero como tu dices: no offense, prefiero la verdad que un discurso inventado.

Mila es niña y me puedo imaginar sus angustias y anhelos.  Me imagino o le proyecto las pruebas y logros que quisiera que pueda enfrentar y apreciar.  Es fácil para mí.  Creo que tan fácil como hacerme la carta a mí misma (es posible que haya hecho eso en parte).

Tu eres mi primer hijo.  Soy una "beginner" contigo porque cada etapa es nueva para mí.  También me tropiezo mucho más, porque la suerte de Mila es que ya tu y yo sobrevivimos lo que a ella le tocará más adelante.  

En pocas palabras, contigo cometí y cometeré más errores.  Pero, a la misma vez, tu me das y darás las emociones más fuertes que me enseñan todo sobre ser mamá.  Tus primeros todos fueron mis primeros todos también.  Tu primera sonrisa fue la primera vez que me sonrió un hijo.  Tu primer día de clases, fue mi primer día que debía confiarle al mundo mi mayor tesoro.  Tu primer amigo, fue mi primer héroe. Aprendí que un héroe para mí es cualquier niño o niña que vea la esencia (super-poderes) de otro.  

En otras palabras, me cuesta predecir lo que nos viene y aconsejarte porque cada día lo recibo con un machete y voy abriendo campo en el sendero de ser mamá.  

Lo que te voy a decir mejor, es lo que sí sé.  Sí sé que eres un ser humano especial.  Sí sé que eso aterra porque muchas veces no encajarás y es imposible saber por qué.  Olvídate de saber por qué. Mejor atrévete a preguntarte para qué.  Si sé, que en tu presencia, la gente siente lo mejor de ellos mismos.  Sé que en tu imaginación hay una mezcla de inteligencia con ingenuidad.  Sí sé que eso es lo que ha producido todos los grandes avances en la historia de la humanidad.  Sí sé que es fácil aplacar ese don y si algo me propongo hoy, es recordártelo siempre. Por favor recuérdate siempre.

Si sé que te amo con todas mis fuerzas y que me voy a equivocar, pero que así mismo trataré de reparar mis errores con la fuerza de ese mismo amor que, sí sé, no se acaba.       

Te amo,
Tu Mamá        











Para Mila: Si se me olvida

Thursday, March 2, 2017






Si pudiera escribir una carta que exprese todo lo que te quiero y cómo me cambió mi mundo cuando naciste y las gracias que te quiero dar por hacerme mejor persona, lo haría.  Sucede que, me quedo corta por la falta vocabulario y por el auto-sabotaje impuesto por mi dieta contra el alto contenido calórico de la cursilería.

Igual me provoca, sabes?  Quisiera ponerlo "light" porque no es que me quiero sentar a contemplar mi mortalidad o tu vida sin mí.. Quiero de repente hacerlo a modo: "si se me olvida." 

Listo... así permanezco con vida y como la persona vulnerable, olvidadiza, furiosa, acelerada y que te ama con locura que soy.

Si se me olvida decirte que te atrevas, te quiero decir que lo hagas... 

Atrévete a sentir, a preguntar, a equivocarte, a decir "te amo" antes de tiempo, a cambiar de opinión, a tener muchas amigas, a tener pocas amigas, a estar sola.

Atrévete a que se haga tarde, a ser puntual, a decir lo que te molesta, decir lo que te apasiona, a no estar segura, a empezar de cero...

Atrévete a reírte bien alto, a que no te dé risa.. Atrévete a pedir disculpas, a perdonar, a tratar, a fallar y a tratar de nuevo.

Atrévete a ponerte brava, a ponerte triste, a tener una causa, a no tener ninguna, a volver a pensarlo.

Atrévete a hacer sin pensar y pensar sin hacer... 

Atrévete a decir: sí, tengo miedo, ayúdame, por favor, gracias, no me gusta, te necesito, estoy feliz.

Atrévete a decir: de inmediato, quizas mañana, voy a pensarlo, estoy segura... atrévete a decir: No.

Atrévete a no tener las respuestas, a tener todas las respuestas, a pedir lo que te mereces, a trabajar sin sueldo, a recibir un regalo desmesurado; a darlo...

Pero más que nada atrévete a quererte y a querer con todo el corazón.

Atrévete a ser Tu.

Te amo,
Mamá








Perdimos el punto..

Wednesday, January 25, 2017





El punto, se perdió.  Sería bueno recuperarlo, pero hacen falta el saber que está perdido y pues las ganas de recuperarlo.



Desde que aquel símbolo de pulgar arriba adorna lo que posteamos online perdimos la capacidad de Ser y nos postulamos para el rol de Ser Medidos.  Todo empezó con la intención de acumular un album de fotos, de vacaciones, dichos capciosos y momentos que quisimos no fueran efímeros. Sumémosle que se logra compartir todo esto con nuestros amigos y ellos con nosotros.  ¿Cool ah?

Capto que para algunos de ustedes esto es así desde que antes de su primer diente, pero a mí me llego el plan ya de grande y aunque no me crean, eso no es ley natural como la fotosíntesis; todo este fenómeno es man-made.

Podemos rebuscar en cuanto libro de auto ayuda exista la razón de nuestra inconformidad.  Podemos agacharnos ante cuanto Dios exista por una respuesta y vicios hay para rato que nos nublen la existencia porque algo no nos cuaja bien. 

Pero.. no esperen: peeeeeero, si supieramos leer entre líneas nos daríamos cuenta que mientras uno tenga la necesidad de llevar estadísticas de LIKES no hay libro, ni Dios, ni vicio que opaque tal esperpento.  Qué importa si soy único, si me gané un premio, si me siento que la estoy botando con mi look, lo que me importa es que otros piensen lo mismo.  ¿A ver?  ¡Por ahi se asomó el punto!  

Estoy tibia creo. 

Yo entiendo que el mundo comercial y la monetización de nuestra voz recaigan en esta cifra para medir resultados de comunicación.  Pero de nuevo, no perdamos el punto.  Quizás Movistar necesita decenas de miles de clientes impresionados con alguna promoción pero si convenzo a q 12 de mis amigas que cenar en un sitio es fabuloso, ese restaurante que se dé por bien servido de mi influencia.  

Hagamos las paces con aquella cifra porque llevamos las de perder.  Siempre, siempre, alguien va a tener más LIKES que uno.  Y si te vuelves la persona con el record de más LIKES del mundo entonces cierras la cuenta y te tienes que internar en un sanatorio porque la vida no te hace sentido. Sino me creen, pregúntele a Selena Gomez. Sorry not Sorry.

Ese número ha adquirido tanto poder sobre nosotros que se nos olvida lo feliz, guapas, geniales que estábamos y ahora necesito ver si es verdad porque poca o mucha gente piense lo mismo.  Entregué la valía que tuve al tomar la foto y postearla a los gustos y humores ajenos.  La perdí junto con el punto.