The Diet of Winging it: Motherhood

Monday, November 21, 2016



The rite of passage that begins with the literal and ends in the figurative cutting of the cord is an enduring testament that it is not easy, immediate, nor granted.  The illusion of perfect child-rearing only leads to recreational drinking of one own´s medicine and the only way to kick the habit is by realizing that everybody is winging it.

There is a universality to motherhood that we need to connect with once again.  What began with professional conclusions based on studies and then turned into books on child rearing has reached the highly-opinionated Internet.   The cry-it-out vs co-sleeping ideals are the new the butter vs. margarine and people, armed with bad form and good intentions, are just widening the divide. 

Studies and theories come and go, but what remains the same is that a mother´s love is deep and whole and overwhelming.  We get this new life that we are supposed to keep alive and for whom we desire every inch of happiness.  But, we are human and imperfect and we will mess up every so often.  Lets allow this aspect of our humanity to also be a lesson for our kids and accept that others will make mistakes too.

I love everything the phrase "winging-it" stands for.  It´s an all inclusive, permissive, accident-prone, do-over attitude that growth requires.  It does suffer from stage fright and shies away from an audience, but art would be cerebral and serendipity would not exist if mistakes were not supposed to flourish.

Bette Middler sings it: 

You´ve got to win a little, lose a little, 
yes, and always have the blues a little.
That´s the story of, that´s the glory of love.








  















Nostalgia o pereza?

Friday, September 30, 2016





Ya que estamos reviviendo los 90´s, no será que traemos también el wetlook?  La era del grunge da a luz a la dueña del effortless style, Kate Moss.  El componente más importante de su éxito es que es divina y no necesita mucho frosting.  Como dice una amiga: si yo fuera así, no le hablo a nadie.  El resto de los mortales menos bendecidos en el departamento belleza-natural, podemos descifrar algunos trucos que nos permita una delantera decente aunque vamos a tener que hablar ni modo.  



Y me pregunto, alguien se ve mal con el cabello mojado?  Veámoslo como nos convenga: estoy desarreglada o parezco una amazona saliendo de una cascada.  Los invito a la opción B porque es la que más nos abanica el autoestima y en estos días 80% del éxito no es showing-up, es el autoestima.



Gracias 90s, nos dejaste pistas.  Pasada la cara lavada con buco delineador y labios fuertes, nos trajo el wetlook.  Junto con el fenómeno, muchos productos que había que estar en la movida, rebuscar y pagar caro para que el look salido del baño durara más de una horita.  Pero era super fácil; vacíate la botella de eso en la cabeza y tas redi to go.



 No sé si lo que tengo es nostalgia o pereza, pero definitivamente me voy a poner a buscar ese poco de producto.



Vamos?







La Moda y el psicoanálisis.. a lo Freud

Friday, September 2, 2016








Tenemos muchas cosas que admitirnos a nosotros mismos que por terquedad nos seguimos torturando.  Reglas auto-impuestas o auto-aceptadas que si aflojamos el tiro nos iría de lo más bien.  Y ojo, que andar así lleno de mañas envejece yo creo.  Concretizo la lista con temas de moda y banales, pero a cada cosa le puedes poner un ejemplo existencial y aplicarlo a tu vida para crecimiento emocional.

¨Tengo que andar en tacones siempre.¨ Y probar que domino el "mind over matter" que soy hard core cual caminante sobre clavos, o sencillamente que soy más alta de lo que mis genes me cocinaron?  Como que lo más sencillo es lo más profundo -tacones = altura = siempre.  Además de manejar delirios de grandeza, cuál es la necesidad de sentirnos mega divas 24/7 cuando mejor ya bajemos-nos de ahí que cualquier out intervenido con flats agarra un chic increíble.

¨Me tengo que poner aretes para salir de la casa sino me siento desnuda.¨  Questionen esto por cinco segundos.  Eso no suena divertidísimo?  Podemos sentirnos como en el Jardín del Eden y para colmo en realidad no rompemos las reglas de civismo.  Ya hasta envidio a la gente que se siente así porque significaría que salgo encuera varias veces a la semana. 

"Vestido de baño entero es de doña."  Pasada la adolescencia se nos queda el concepto de que somos más avanzados en sexy que las doñas.  En serio?  No creen que solo por mérito de tiempo en la tierra nos llevan una delantera respetable.  A mi parecer, las doñas saben su par de cosas, incluyendo seducir sin tener la baraja de un abdomen cincelado. 

"Me tengo que lavar la cara antes de dormir."  Digo, es buena práctica, pero nobody dies.  Toleremos si por alguna razón se revolvieron las prioridades y se encaramó otra cosa arriba de la higiene de la cara -no es que estamos promoviendo enfermedades de crisis humanitaria.     

Tengo que salir con blower -siempre? SIEMPRE!  Esta se parece a la regla de los tacones en que se amorfa nuestro estado físico natural.  Algo se esconde, se busca más "perfección." Orden. Infancia quizas?  Ahhh los días en que tenía el pelo cholo y con colochos en las puntas..  En verdad soltemos esa, cabello wild es un look fabuloso!   

Tengo que tomar café -esa no fui yo, esto se escribe solo.  No joda que no voy a analizar esa; "Sometimes a cigar is just a cigar."

Todos nos imponemos reglas innecesarias donde todo es blanco o es negro. Pero en serio?  En la búsqueda de autenticidad donde quienes somos y creatividad propia es lo que nos define, hagamos mejor uso de nuestra capacidad trascendental mostrándonos como somos, vulnerables, capaces de cometer errores y orgullosos de modelar nuestra esencia única.







Con afecto..

Tuesday, August 9, 2016




Me dijo alguien bien sabio que todo lo que haces con afecto sale bien.  Me pareció facilito porque enseguida cambia el enfoque que uno tiene lleno de metas y agendas a uno donde estas verdaderamente disfrutando y haciendo algo por amor al arte.  Eso ahuyenta las miles de excusas y miedos por un final más divertido y lleno de ilusiones.  Es algo más infantil, del corazón.  Tipo cuando eras chiquita y lo que sea que hicieras por más lleno de frustración que fuera, si estabas riéndote y contento podían pasar horas en el plan.  

Hoy le dicen "flow" al trance que uno entra cuando estas inspirado, haciendo algo que te aísla de los conceptos tiempo-espacio.  Me parece sospechoso que la frase está como reservada para unos pocos cristianos de alto rendimiento cuando en verdad es bien accesible para quién se entrega.  

Esa mística levitación la sentía a los diez años cuando salía patinar. Se me hacía de noche y las incontables caídas eran un hipo que con todo y el ardor de la raspada miraba a esa loma con cara de no-me-voy-a-dejar.  El apuro que traía el atardecer con el aviso inminente de mi mamá para que entrara a comer era más fuerte que cualquier dolencia.  Me acordaba de la bendita raspada cuando el jabón en la ducha ponía la película de estrellas!  Y eso no hacía que renunciara a la patinada del día siguiente igual.

Como adulta, se prende el disco rayado con el me caigo, me están viendo, esto no me va salir nunca, no soy buena en esto, toy demasiado rookie, no tengo tiempo, necesito ponerme Fucidín. Claro porque no está la niña libre de metas ajenas y necesidades de aprobación que solo quiere poner música.  

Cómicamente me acuerda a la película de Nemo que todos temían el East Australian Current o el EAC, pero no había nada horroroso y estaba lleno de tortugas fresh "going with the flow."
























      









 









Todo tiene mi nombre?

Friday, August 5, 2016







Pregunta: nos vamos a sentir halagados o ofendidos cuando nos dicen "esto es tu estilo." Y qué tal si en verdad no es.  Ahhh qué lío no?  Cosa para ponernos inmerecidamente filosóficos, por no decir trabados, en una alelazón.  Pero para que más sirven las alelazones, sino es para pretender robarnos la calma y jugar con nuestros intentos de pasar la susodicha página.  


Dejo ganar a mi lado vano y sensible y la página se queda. Viene la vaina porque enseguida me peleo sola y hago un inventario de cómo he podido ser tan predecible porque en serio, la peguen o no con mi estilo, lo que me molesta es: ser predecible. ¡Y para colmo ni es mi estilo! Ya ven, me quedo en esta página porque he dicho!

Debe notarse que me opongo al rosado, a los prints, a los manicures de colores fashion, a los trajes de pedrería, a las ruchas, los excesos de maquillaje, los zapatos de logos, a nuestras siliconas enseñando escote, a los vestidos de princesa y a Haloween sin dizfrazes. Pero como sé que tengo estas reglas, me peleo conmigo misma porque quiero pensar que todo se vale in love and war, osea fashion.  A veces, me rebelo y rockeo estas cosas porque me gusta el sarcasmo. Y así mismo, encuentro lo que estaba buscando:  Lo que me vuelve predecible es buscar no serlo.

Qué humillante proposición pero del dolor nace el arte.  Decido pasar la página asique, en verdad, mi estilo o no: manda eso! Vamos a roquear esta vaina ya mismo!   Soy predecible y todo tiene mi nombre.

Belleza.

Hasta otra página. 



Fotos Levi Walton





  

    

Se trata de ser valiente?

Tuesday, July 26, 2016







Aretes de esmeraldas de Mercurio Joyeros, 
Falda del Carmen (osea yo)
pics Alex Alba




Por qué será que para unas cosas somos valientes y para otras no? No será que el truco es simplemente asumir que no te va a matar y quitarle mucha cabeza y plaf! Pa`l agua, fría, de río que te contrae hasta el cerebro y los pensamientos!  Entonces en ese momento pueden pasar dos cosas: se te sale todo el repertorio de insultos que existe o te relajas, permites que el cuerpo se aclimate y te gozas el plan.

A la hora de vestirnos es igual.  Necesito agua tibia y cómoda para darme un baño que no me incomode pero que tampoco me despierte la circulación?  O puedo sentir el "rush" de lo inusual como algo emocionante, me aseguro que no me voy a morir y ZAS!! Al agua! Te fuiste con zapato de animal print, aretes de esmeraldas y una falda con complejo de globo de aire.. Enseguida: Piip piip piiiiip

Y DE NUEVO!! 

Por que también pasa que somos masoquistas no?


















Me siento así, me visto asao..

Wednesday, July 13, 2016









Turquesas y Brillantes de Mercurio Joyeros/ 
Vestido Ulla Johnson/ Fotos Alex Alba




Me encuentro con personas que se visten para combinar o contrarrestar con su estado de ánimo.  Le dije a alguien hoy, "qué bella estás" y me dijo "es que ayer fue un día tan difícil que hoy decidí que me arreglaba toda."  Qué buena propuesta: vestirnos mejor de lo que nos sentimos ayer.  

Los de la teoría del domingo relajado entran en Zen con ropa floja, descomplicada y cero maquillaje buscando así empatar ánimo con vestuario.  Y esto lo hace hasta el más desinteresado en la moda así que se comprueba que algo tiene que ver. 

Hay quienes por trabajo llevan un cierto protocolo de formalidad que cuando toca algo extracurricular salen con todos los hierros.  Esta gente no sabe cómo pensar en ropa de lunes a viernes porque tres cuartos de su closet son piezas que se arman solas.. Pero llegando viernes en la noche y eso agarra cuerpo, alma, sangre, valor y bomba para afincar (eso qué significa btw?).

Esta que está aquí va medio con el sarcasmo y me sale ese tonito en mi manera de vestir.  Pero aveces aflojo la causa. Panamá es chiquito y es normal ver a una persona en distintas fachas o eso quiero pensar.  Porque yo en verdad que no logro estar siempre verso, perla, pluma y flor.  Cuando tengo a un plan que no amerite mucho look como que aflojo el production.  Quisiera ser más diva y poder estar arreglada pero no me da; no quiero pelear con las greñas y resiento aquello de que las primeras impresiones son las que cuentan porque si conozco a alguien ese día se va a llevar un chasco conmigo.

Cómo preparamos nuestra imagen cuando estamos de humor para hacer un esfuerzo es un ejercicio de introspección.  A qué le estoy dando valor ahora mismo, qué quiero de este día, qué necesito vencer, comprobar, demostrar.. A veces es nada o poco y ahí vamos en shor y chancleta por la vida y otras veces es un mundo de matices.  ¡Qué ricos esos días!